El perfume no tiene sexo, ni espacio.

publicado en: Uncategorized | 0

Quan fértil perfume, decide cómo, en, de qué manera, a quién y en qué momento quiere oler-lo y la respuesta podría variar en cada ocasión.

Muchas veces principalmente las mujeres, declaren en to de “lo siento”
– A mí me gustan más los perfumes masculinos.
traducción:
– A mí me gustan más los especiados y afustats.

Aquellos que la industria decidió que eran para hombres.

los perfumes encasillados como domésticos o personales y en este caso femeninos, hombre o unisex, responden mayoritariamente a necesidades de la industria, no de las personas. Fuera de las áreas de consumo industrial estas fajas desaparecen.

que pasaría si nos dijeran qué colores deben estar presentes en casa nuestra y reducir los colores por el sexo, o en casos de magnanimidad por ambos sexos???

No nos paramos a pensar que no necesitamos olores químicas bajo la nariz las 24 horas del día tanto en casa como en el trabajo y los comercios.
No nos paramos a pensar que si nos hemos vuelto veganos, no nos puede gustar el musc.
No nos paramos a pensar cómo y porque utilizamos las fuentes de olor.

si queremos tomar el control de nuestro entorno, es necesario restaurar el control de lo que olemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.